Celaya, Gto.- El obispo de la Diócesis de Celaya, monseñor Benjamín Castillo Plascencia pidió a los padres de familia y a los maestros a unirse y a tomar conciencia para estar al pendiente de los niños y así evitar que se vean involucrados en crímenes lamentables.

Lo anterior lo argumentó en referencia al caso donde una niña de 11 años fue apuñalada y aparentemente violentada sexualmente por otros dos menores de 14 años, en las instalaciones del Parque Bicentenario.

“Es un caso que nos llena de tristeza, no ha dejado de haber crímenes y ya hemos perdido la cuenta de tantos que hay, no es que no preocupen los demás casos de violencia, pero éste tiene una importancia especial porque indica hasta dónde va llegando la descomposición social”, explicó.

Aunque reconoció que hoy en día las familias deben trabajar para sacar adelante a sus familias, reiteró que los padres son los responsables de educar a los niños en todo momento, por lo que no deben descuidarlos y tienen que estar al pendiente de ellos.

Sin embargo, esto no sólo es tarea de ellos, sino también de los maestros a quienes indicó que también deben participar en el desarrollo integral de los menores, además de que ésta profesión no debe ser tomada como un simple empleo, pues hay que verla como vocación y ejercerla de corazón.

“Ha habido maestros a quienes han baleado porque se oponen a que los alumnos vendan droga, esas situaciones son muy lamentables”, puntualizó,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies