Celaya, Gto.- Es necesario establecer leyes más estrictas que fortalezcan la seguridad e impidan que los crímenes queden impunes; señaló el obispo de la Diócesis de Celaya, monseñor Benjamín Castillo Plascencia, tras haberse dado a conocer la noticia de la liberación del grupo delictivo “Los Lobos Negros”, quienes operaban con violencia en la segunda fracción de Crespo.

Expresó que estas acciones provocan una percepción negativa en la sociedad y que por ende, la ciudadanía ya no quiere denunciar los actos vandálicos, pues en muchas ocasiones se ha probado que los delincuentes quedan libres, aun teniendo pruebas que los acusan.

Mencionó que la inseguridad no es cuestión de percepción, debido a que sí hay asesinatos y situaciones negativas en gran parte de la región, por lo que las autoridades deben implementar más vigilancia y no permitir conducirse por el mundo de la corrupción, argumentando que la política y la autoridad tiene que estar encaminada al servicio de la comunidad y no en su contra.

“Hay muchos policías buenos y honestos, pero por algunos que obraron mal deterioran la confianza que la población puede tener hacia ellos”, recalcó.

Invitó a las familias a seguir trabajando en la formación de valores, con el fin de erradicar o disminuir los índices de violencia que se han presentado en la sociedad, asimismo, esperó que todo aquel que haya cometido algún delito, pueda arrepentirse a tiempo, ya que tarde o temprano tendrá que rendirle cuentas a Dios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies